¿SE TIENE EN CUENTA EL TIEMPO QUE HE TRABAJADO EN OTRO PAÍS A LA HORA DE CALCULAR MI PENSIÓN DE JUBILACIÓN?

Una vida laboral en varios países


Trabajar en varios países es cada vez más habitual. ¿Cómo repercute en nuestra pensión de jubilación? Depende del país y, fundamentalmente, de si tiene convenio de Seguridad Social con España. Profundicemos.

Las vidas laborales transcurren en varios países y a la hora de jubilarse, toca echar cuentas. Si los países en los que hemos trabajado tienen convenios, todo es más fácil, porque las propias instituciones de seguridad social se comunican entre sí y, en general, se suman los periodos cotizados para tener derecho a una pensión. Si no es el caso, el interesado tiene que comunicarse con cada país y ver si le corresponde algo.

A pesar de estas líneas generales, la casuística es muy variada y conviene acercarse a un Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS).

● Me jubilo y he trabajado en España y en otro país, con el que hay convenio, ¿qué tengo que hacer? ¿Dónde tengo que ir?

Lo primero es solicitar la pensión en el lugar de residencia o donde haya realizado su última actividad laboral. En el caso de España, una vez recibida su solicitud (en un CAISS o a través de la sede electrónica de la Seguridad Social), el Instituto Nacional de la Seguridad Social la remite a las instituciones de los países en los que usted alegue haber ejercido actividad laboral, donde también serán estudiados sus derechos a pensión.

●¿Cómo se calcula mi pensión?

Siempre se realizan dos cálculos. Por un lado, cada Estado determina si reúne los requisitos para tener derecho a pensión si se tienen en cuenta sólo los períodos de seguro acreditados en ese Estado. Por otra parte, una vez se recibe la certificación del otro país, se calcula cuánto cobraría si se tiene en cuenta la suma de los periodos cotizados en los Estados parte del Convenio.

Las pensiones abonadas por la Seguridad Social española a residentes en otros países se realizan por medio de cheque o transferencia, sin gastos añadidos para los pensionistas

Siempre se realizan los dos cálculos y se abona la cuantía más elevada, salvo en determinados convenios -Canadá, Marruecos, Chile, México, Estados Unidos, Venezuela y Filipinas- en los que únicamente se acude al estudio por totalización de períodos de seguro cuando no se alcanza derecho a pensión nacional.

Si se reconoce pensión por totalización de períodos de seguro cumplidos en los distintos Estados, cada uno paga en función del periodo de actividad laboral cubierto en él. La resolución adoptada en uno de los Estados no es vinculante para el otro.

●¿Y si no hay convenio con el otro país?

Se estudia su derecho a pensión considerando únicamente los períodos de seguro acreditados en la Seguridad Social española. Respecto a los posibles derechos adquiridos en otro país, deberá informarse directamente ante los organismos competentes del mismo.

●¿Qué ocurre si he trabajado en tres países, España, uno de la UE y otro con convenio bilateral?

Se estudian sus derechos por tres vías: legislación interna española, totalización de períodos de seguro con el país del convenio bilateral y totalización de períodos de seguro al amparo de los Reglamentos Comunitarios de Seguridad Social.

Por ejemplo, si ha trabajado en España, Argentina (convenio bilateral) y Alemania (Reglamentos Comunitarios), se calcula por un lado, si le corresponde pensión nacional y a cuánto ascendería; por otro, cuánto le correspondería al sumar los periodos cotizados en España y Argentina, y, por otro, cuánto le correspondería al sumar los periodos cotizados en España y Alemania. De las tres cantidades, se escoge la más beneficiosa. No se pueden sumar los períodos de seguro acreditados en el país de convenio bilateral y en el de Reglamentos Comunitarios (es decir, Argentina y Alemania, en el ejemplo).

●¿Quién paga mi pensión?

Si la pensión se liquida porque se suman los periodos cotizados en los distintos Estados, cada país paga de manera proporcional al tiempo que se haya cotizado en él.

Las pensiones abonadas por la Seguridad Social española a residentes en otros países se realizan por medio de cheque o transferencia bancarios, libre de gastos para los pensionistas.

●¿Qué documentación debería guardar a lo largo de mi vida laboral para evitar problemas a la hora de solicitar una pensión?

La Seguridad Social española cuenta con bases de datos a las que las instituciones españolas acceden directamente para calcular las pensiones, por lo que no es necesario presentar documentación acreditativa de la actividad laboral en España. No obstante, otros países sí que la requieren. Deberá informarse ante las instituciones competentes de los países en los que ejerza su actividad laboral.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA PENSIÓN DE VIUDEDAD

1.- La persona fallecida causa una pensión de viudedad si: 
 
a) Estaba dado de alta en el régimen general o en una situación asimilada, siempre que hubiera cotizado al menos 500 días en los cinco años anteriores. Si ya no estaba de alta, debería tener un período mínimo de cotización de 15 años.
 
No se exige periodo mínimo de cotización si el fallecimiento ha sido por accidente, de trabajo o no, o por enfermedad profesional.
 
b) Era perceptor de una pensión de jubilación contributiva, o tenía derecho a ella en el momento de fallecer sin haberla solicitado.
 
c) Era pensionista por una incapacidad permanente.
 
d) Tenía derecho al subsidio por IT, riesgo durante el embarazo, maternidad, paternidad o riesgo durante la lactancia y cumplía el periodo de cotización necesario en esos casos.
 
2.- La pareja tiene derecho a pensión de viudedad si: 
 
a) Era cónyuge del fallecido y existen hijos comunes o, de no existir, si el matrimonio se hubiera celebrado al menos un año antes del fallecimiento. En caso contrario, aún puedo percibir una prestación temporal de viudedad.
 
b) Estaba divorciado/a o separado/a judicialmente del fallecido y estaba percibiendo una pensión compensatoria que se extingue con el fallecimiento. Para el caso de separaciones o divorcios anteriores al 1 de enero de 2008 no hace falta ser acreedor de la pensión compensatoria si no han pasado diez años entre la separación y el fallecimiento, y además si existen hijos comunes, o tiene más de 50 años.
 
Desde el 1 de enero de 2013, también tienen derecho a pensión de viudedad, sin necesidad de ser perceptor de pensión complementaria, los mayores de 65 años que no tenga derecho a tener otra pensión y cuyo matrimonio haya sido de más de 15 años.
 
c) Era pareja de hecho del fallecido, inscrita en el registro específico de la comunidad autónoma o ayuntamiento correspondiente al menos dos años antes del fallecimiento. Es necesario acreditar una convivencia estable durante los cinco años anteriores al deceso, y que, durante esos cinco años, ninguno de los dos estaba casado ni separado de otra persona. 
 
Además, los ingresos del sobreviviente durante el año natural anterior al fallecimiento no han debido alcanzar el 50% de la suma de los propios más los del fallecido, o el 25% en el caso de inexistencia de hijos comunes con derecho a pensión de orfandad.
 
3.- ¿Cuánto me corresponde?
 
Con carácter general, el 52% de la base reguladora, que sube hasta el 70% en caso de que existan cargas familiares y poco nivel de ingresos.
 
En caso de separación judicial o divorcio, si no hay más posibles beneficiarios me corresponde el importe íntegro aplicando esos porcentajes. Si no, se calcula proporcionalmente al tiempo de convivencia, garantizándose el 40% a favor del cónyuge o pareja de hecho superviviente con derecho a esta pensión.
 
La base reguladora a la que se aplica estos porcentajes será la misma que sirvió para determinar la pensión de jubilación o incapacidad permanente del fallecido. 
 
En término generales, si el fallecido estaba en activo, la base reguladora será el cociente que resulte de dividir por 28 la suma de las bases de cotización del interesado durante un período ininterrumpido de 24 meses. Dicho período será elegido por los beneficiarios dentro de los 15 años inmediatamente anteriores. 
 
En caso de que la muerte sea por accidente de trabajo, la base reguladora será el cociente de dividir por 12 la suma de sueldo y antigüedad diarios del trabajador en la fecha del accidente o de la baja por enfermedad multiplicado por 365 días.
 
En todo caso hay unas cantidades mínimas que se garantizan por ley en determinados supuestos, aunque la cantidad que resulte en su cálculo sea inferior.
 
4.- ¿Puedo percibir otras pensiones a la vez?
 
La pensión de viudedad es compatible con cualquier renta de trabajo y con la pensión de jubilación o incapacidad permanente a las que yo tenga derecho. 
 
La nueva pensión de viudedad que pudiese generarse como consecuencia del fallecimiento del nuevo cónyuge o pareja de hecho, será incompatible con la pensión o pensiones de viudedad que venía percibiendo, y debo optar por una de ellas.
 
5.- ¿Es vitalicea?
 
No, se extingue en caso de que contraiga nuevo matrimonio o constituya nueva pareja de hecho. Aunque puede conservar el derecho en estos dos casos si es mayor de 61 años o menor con discapacidad mayor del 65%, o bien que acredite que la pensión de viudedad es mi principal fuente de ingresos y que estos, junto con los de mi nueva pareja, no superen una cuantía determinada.
 

LA ESTIMACIÓN OBJETIVA EN EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

El Ministerio de Hacienda ha establecido nuevos límites de exclusión para declarar en el régimen de estimación objetiva en IRP, también conocido como régimen de módulos.

Así que, si tributaba en 2015 por este régimen, deberá comprobar si no sobrepasa los nuevos límites ya que, en ese caso, quedará obligado a tributar por el método de estimación directa en 2016.

Tal como indica la Agencia Tributaria, el régimen de estimación objetiva se aplica exclusivamente a aquellos empresarios y profesionales que cumplan los siguientes requisitos:

  • Que cada una de sus actividades esté incluida en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas que desarrolla el régimen de estimación objetiva y no rebasen los límites establecidos en la misma para cada actividad.
  • Que el volumen de rendimientos íntegros en el año anterior no supere nestimación objetiva - INEAFinguna de las siguientes cuantías:
  1. 150.000 euros para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales. Se computarán la totalidad de las operaciones, exista o no obligación de expedir factura. Las operaciones en las que exista obligación de expedir factura cuando el destinatario sea empresario, no podrán superar los 75.000 euros. De forma transitoria para los años 2016 y 2017 estas cantidades quedan fijadas en 250.000 y 125.000 euros respectivamente.
  2. 250.000 euros para el conjunto de actividades agrícolas y ganaderas y forestales.
  • Que el volumen de las compras en bienes y servicios en el ejercicio anterior, excluidas las adquisiciones de inmovilizado no supere los 150.000 euros anuales (IVA excluido). De manera transitoria, para los años 2016 y 2017, este límite queda fijado en 250.000.
  • Que las actividades económicas no sean desarrolladas, total o parcialmente, fuera del ámbito de aplicación del IRPF.
  • Que no hayan renunciado expresa o tácitamente a la aplicación de este régimen.
  • Que no hayan renunciado al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca del IVA ni al régimen especial de la agricultura y ganadería del IGIC.
  • Que ninguna actividad ejercida por el contribuyente se encuentre en estimación directa, en cualquiera de sus modalidades.

Además de estos requisitos, no debemos olvidar las incompatibilidades entre los métodos de estimación directa y de estimación objetiva, de modo que si el contribuyente tributa por estimación directa debe determinar el rendimiento de todas sus actividades por dicho método.

Del mismo modo, si el rendimiento de una actividad se determina en la modalidad normal del método de estimación directa, las demás actividades deberán tributar bajo la misma modalidad.

Por otra parte, es importante remarcar que el método de tributación en el IVA tiene repercusiones en el método de tributación en IRPF de modo que, si renunciamos o estamos excluidos del régimen simplificado de IVA, no podremos tributar en estimación objetiva en IRPF; deberemos tributar en estimación directa simplificada. Del mismo modo, la exclusión del régimen en estimación objetiva en IRPF implica la exclusión del régimen simplificado de IVA.

Horario de oficinas

Lunes a Jueves: 

Mañanas 08:15 a 14:00 h
Tardes 16:30 a 19:30 h

Viernes

Mañanas 08: 15 a 14:00

Síguenos en las redes sociales

Nuestras oficinas

C/ San Ignacio de Loyola 4, bajo

Esquina Avd. Príncipe 30820

Alcantarilla (Murcia)