¿QUÉ OBLIGACIONES TIENE EL TUTOR DE EMPRESA EN LOS CONTRATOS DE FORMACIÓN Y APRENDIZAJE?

 

La persona encargada de tutelar el desarrollo de la actividad laboral de un contrato de formación  en la empresa debe cumplir una serie de requisitos y obligaciones, tal y como lo exige la normativa vigente. De este modo, detallamos a continuación todos los aspectos que han de tenerse en cuenta para una correcta tutorización del alumno.

Según el R.D1529/2012 por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje, “la persona titular de la empresa deberá tutelar el desarrollo de la actividad laboral, ya sea asumiendo personalmente dicha función, cuando desarrolle su actividad profesional en la empresa, ya sea designando, entre su plantilla, una persona que ejerza la tutoría; siempre que, en ambos casos, la misma posea la cualificación o experiencia profesional adecuada”(art. 20.1).

Es por tanto, obligatorio cumplimentar en el contrato de formación y aprendizaje, el campo correspondiente al nombre del tutor/a encargado/a de la actividad formativa. Asimismo,la persona designada debe poseer la cualificación o experiencia profesional adecuada en relación a la ocupación del trabajador en formación.

Cabe tener cuenta también, que en el campo del contrato de formación en que se solicita la cualificación profesional del tutor, no se debe consignar el cargo (por ejemplo, Gerente, Administrador, etc.) sino dicha cualificación (por ejemplo, Cocinero, Mecánico de vehículos, etc.) siempre en relación con la ocupación del trabajador.

Por otra parte, este Real Decreto indica que “la persona que ejerza la tutoría de la empresa será la responsable del seguimiento del acuerdo para la actividad formativa anexo al contrato, de la coordinación de la actividad laboral con la actividad formativa, y de la comunicación con el centro de formación; además, deberá elaborar, al finalizar la actividad laboral de la persona trabajadora, un informe sobre el desempeño del puesto de trabajo”. 

EL NUEVO SUMINISTRO INMEDIATO DE INFORMACIÓN DEL IVA (SII)

¿Cuándo será de aplicación el nuevo SII?

Está previsto que a partir del 1 de enero de 2016 comience una fase voluntaria en la que un grupo de empresas participarán en una prueba piloto.

A partir del 1 de enero de 2017 comenzará la fase obligatoria de aplicación de este sistema tanto para aquellos sujetos pasivos incluidos de forma obligatoria, como para aquellos que opten voluntariamente.

 

¿Qué es el Suministro Inmediato de Información (SII) ?

Se trata de un cambio del sistema de gestión actual del IVA que lleva 30 años funcionando, pues se pasa a un nuevo sistema de llevanza de los libros de reigstro del Impuesto sobre Valor Añadido a través de la Sede electrónica de la AEAT, mediante el suministro cuasi inmediato de los registros de facturación.

De esta forma, el nuevo SII permite acercar el momento del registro o contabilización de las facturas al de la realización efectiva de la operación económica que subyace a ellas.

 

p://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Contenidos_Comunes/Diversos/Novedades/2015/Noviembre/Suministro_informacion_IVA.pdf

 

 

¿A PARTIR DE QUÉ CANTIDADES DEBE INFORMAR EL BANCO A HACIENDA DE UN INGRESO?

¿Existe un límite a los ingresos o retiradas de efectivo en el banco? La respuesta a esta cuestión es un rotundo no. Puedes ingresar o sacar todo el dinero que quieras de tus cuentas siempre que quieras. Otra cosa es que al Hacerlo hagas saltar las alarmas en la Agencia Tributaria.

Si no queremos llamar la atención de Hacienda sí que deberemos tener en cuenta que existe una cantidad a partir de las que el banco deberá informar a Hacienda de los ingresos sin justificar. ¿Cuánto dinero se puede sacar del banco sin que la AEAT sospeche? La cifra mágica está situada en los 3.000 euros, de forma que cualquier movimiento que supere esa cuantía quedará registrado por el Banco de España, que pasará debida cuenta a la Agencia Tributaria sobre el mismo.

Dicho de otra forma, que si realizamos un ingreso en cuenta de más de 3.000 euros de golpe en nuestra o si, por el contrario, los retiramos, la entidad financiera pondrá en conocimiento de la AEAT el movimiento y está podrá exigir que se justifique la procedencia de ese dinero.
Otra cuestión diferente es si estamos o no obligados a pagar impuestos por el capital ingresado o retirado. ¡Vamos a verlo!

 

Sin implicaciones fiscales

¿Hay que pagar impuestos por la retira o ingreso de efectivo en el banco? Obviamente no. Sacar dinero en el banco o ingresarlo no tiene por sí mismo implicaciones fiscales. Simplemente debemos de saber que, en caso de que un movimiento bancario supere los 100.000 euros, habrá que notificarlo a través del modelo S1, como explican desde Ático Jurídico.

Otra cuestión diferente es que Hacienda exija saber de dónde procede el capital en el caso de los ingresos para determinar si se trata de una ganancia patrimonial a efectos de IRPF. De hecho, este es uno de los problemas a la hora de ingresar el dinero que poco a poco se ha ido ahorrando en casa para unas vacaciones o que simplemente se ha guardado en el colchón ‘por si las moscas’ con la llegada de la crisis: como no son capaces de demostrar su procedencia o la AEAT no acepta sus explicaciones, lo apunta como una ganancia patrimonial por la que es necesario pagar en la declaración de la renta.

Ingresar dinero desde un cajero

Este límite de 3.000 euros se aplica independientemente del modo de ingreso a cuenta, a excepción de las transferencias, que no pueden considerarse un ingreso en el sentido estricto, ya que en realidad se transfiere el dinero de una cuenta a otra. A Hacienda no le importa si has acudido a la sucursal para realizar un ingreso en efectivo o si has utilizado el cajero para meter el dinero en tu cuenta. De hecho, al hacer el ingreso desde el cajero lo que haces es ingresar generalmente en efectivo y en metálico, al igual que cuando lo regiras, que recibes dinero contante y sonante.

Cualquier abono en cuenta que supere los 3.000 euros en metálico quedará registrado por el banco y se informará a Hacienda sobre el mismo. Esto también se aplica a las retiradas de efectivo sólo que nadie saca 3.000 del cajero tan alegremente.

 

Sanciones y multas

Lo que debemos tener claro es que Hacienda puede sancionarnos y multarnos por los ingresos sin justificar que superen los 3.000 euros. En concreto y según figura en la Ley 10/2010, de 28 de abril, las sanciones pueden alcanzar entre los 60.000 y los 150.000, además de la inhabilitación cuando se trata de cargos públicos o personas jurídicas.

La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y  presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, estableció medidas adicionales sobre el uso de dinero en metálico, limitando a 2.500 el pago de cantidades en metálico por servicios a empresas y autónomos.

 

El siguiente cuadro muestra la relación de sanciones y multas que puede poner la AEAT.

Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude.

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2012-13416

Horario de oficinas

Lunes a Jueves: 

Mañanas 08:15 a 14:00 h
Tardes 16:30 a 19:30 h

Viernes

Mañanas 08: 15 a 14:00

Síguenos en las redes sociales

Nuestras oficinas

C/ San Ignacio de Loyola 4, bajo

Esquina Avd. Príncipe 30820

Alcantarilla (Murcia)